25 C
Mérida
sábado, noviembre 27, 2021
Inicio Las del Día La noche más difícil del 2020 en el Hospital Juárez

La noche más difícil del 2020 en el Hospital Juárez

Por: Alejandro Moreno Peña

Durante más de tres meses en Mérida los hospitales públicos Covid-19 estuvieron a su máxima capacidad, situación que alcanzó su pico en la primera semana de junio, relata el enfermero Manuel R., quien ha trabajado como personal de apoyo en el Hospital Juárez del IMSS. Afirma que, en esa semana, casi la totalidad de los pacientes que fueron intubados fallecieron por las deficiencias en el sistema de administración de oxigeno del nosocomio.

Según su testimonio, al inicio de la pandemia el Hospital Juárez recibió dinero para mejorar su infraestructura pero sólo se hicieron reparaciones menores. Trabaja con deficiencias en las tomas de administración del oxígeno de sus 12 camas con equipo de respiración artificial.

“La noche más crítica se registró en la primera semana de junio, cuando a las 19:00 horas el personal disponible era un médico de base, un residente, un enfermero especialista y un enfermero general para atender a 12 pacientes, de los cuales cinco estaban intubados y los siete restantes deberían esperar turno para intubarlos.

Un ejército dispuesto a servir

“Empezó el turno y cae en paro un paciente. Los cuatro trabajadores del hospital se concentraron en la reanimación. A la mitad de proceso, cae en paro otro paciente a dos camas. Nos tuvimos que dividir en dos equipos. Eran las 11 de la noche, cuando en el área COVID-19 irrumpió un familiar que traía cargando a su paciente en un área donde todos tenían el “traje de astronauta” como le dice la gente.

“En su desesperación, el derechohabiente pedía que lo recibieran pero en esos momento todos estaban ocupados. Falleció el primer paciente que cayó en paro respiratorio pero no se pudo recibir al paciente nuevo porque no había otra toma de oxígeno, el familiar respondió que sí se podía, porque uno de los pacientes acababa de morir.

“Al paciente recién fallecido no se le amortajó, sólo se le hizo a un lado y en esa misma cama se colocó al paciente que acababa de llegar. El director del hospital nos apuraba, porque debíamos recibir contagiados que llegaron en otras ambulancias.

“De las siete de la noche a las cinco de la madrugada recibimos doce pacientes, fallecieron cinco, luego ingresaron cinco más y había cuatro afuera del hospital en espera, mientras personal de la Cruz Roja los atendía con tanques de oxígeno portátiles a punto de acabar. Fue la noche más difícil de mi vida: el Hospital Juárez parecía un campo de guerra.

Un mes después de esa noche, el enfermero se contagió del Coronavirus.

“Cada quien vivió el 2020 de diferente manera, por increíble que parezca hay personas que siguen sin conocer a nadie cercano con el Coronavirus pero otros han perdido hasta cuatro familiares en la pandemia. –Sé que la gente no puede dejar de salir a la calle, porque tiene que comer, pero hasta el momento no se ha comprendido que todo se debe hacer de una manera diferente: guardando la sana distancia, manteniendo el lavado de manos, usando bien el cubrebocas y evitar reuniones con más de cinco personas –finalizó el entrevistado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR