35.6 C
Mérida
viernes, abril 16, 2021
Inicio Las del Día El proyecto de ciclovías debió consultarse con la ciudadanía

El proyecto de ciclovías debió consultarse con la ciudadanía

Alejandro Moreno Peña

La construcción del proyecto de ciclovías en la avenida Paseo de Montejo debió consultarse con la ciudadanía para lograr una obra que conjuntara el interés y la convivencia armónica entre usuarios de automóviles particulares, autobuses urbanos de pasajeros, motocicletas, bicicletas y peatones, consideró el presidente de la Fundación Paseo de Montejo, Jorge Carrillo Sáenz.

El empresario del sector turístico —quien ha acusado a los gobiernos estatal y municipal de bloquear la entrada de un hotel de su propiedad en el Paseo de Montejo— señaló que las obras de la ciclovía en esa zona cercana al Centro Histórico de Mérida, afectarán negocios, empresas y ciudadanía en general.

La obra podría incluso “generar el cuello de botella más grande en la ciudad”, consideró quien hace una semana interpuso un recurso de amparo contra las obras señaladas como dirigente de la Fundación de Paseo de Montejo, con el argumento de que las obras nunca se consultaron con la ciudadanía.

Al respecto dijo que la próxima semana podría emitirse la sentencia para suspender temporalmente la obra y permitir que pueda darse una reunión entre autoridades y el sector empresarial, además de otros representantes de la ciudadanía para buscar la forma de darle continuidad al proyecto con menores perjuicios.

“Hoy podemos visitar el lugar para darnos cuenta que se está construyendo un cuello de botella y que la principal avenida turística del estado está siendo afectada por un proyecto innecesario y que cuando la ciudad regrese a la normalidad va generar un  tráfico sin precedentes en Mérida”, consideró.

“Lo que sí era necesario era embellecer el Paseo de Montejo, con andadores, jardinería… acciones que son parte de un proyecto que ya se había presentado a las autoridades, pero no realizar un cambio tan drástico como el que se está haciendo que va afectar a todos los que transiten por el lugar”, señaló el empresario.

Reiteró que existe inquietud entre hoteleros, restaurantes, comerciantes, escuelas, bancos y propietarios de predios ubicados todos en esa vía, quienes manifiestan su inconformidad porque nunca se les tomó en cuenta sobre un proyecto de las dimensiones que se realiza actualmente.

“No sólo estamos inconformes porque tenemos nuestro capital invertido en el lugar sino que como ciudadanos nunca se nos tomó en cuenta, insistió.

“Evidentemente el proyecto fue realizado con un estudio del aforo vial en una época de la pandemia, y la interacción de los vehículos y las personas que hoy en día interactúan en el Paseo Montejo no es la que normalmente se tiene”, abundó.

Aclaró que los empresarios no están en desacuerdo con las ciclovías, “pero que se realicen donde realmente se necesitan y si se va intervenir al Paseo Montejo sea con un proyecto donde puedan convivir en armonía los conductores de autobuses, coches, motocicletas, bicicletas y peatones”.

Carrillo Sáenz comentó que desde el mes de noviembre buscaron acercamientos con las autoridades para obtener una explicación del proyecto, a partir de lo cual logró dialogar con el director del Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial de Yucatán, Aref Miguel Karam Espósitos.

Después de ello, se acordó una reunión con el funcionario estatal e integrantes del patronato de la Fundación Paseo de Montejo, sin embargo el funcionario canceló cinco minutos antes y envió a un representante que les hizo una explicación del proyecto.

Expuso que en esa reunión los empresarios señalaron que el estudio presentado por las autoridades no corresponde con la realidad de la circulación en Montejo, y citó como ejemplo de ello que en el espacio que se designó para automóviles después de instalar la ciclovía, no caben dos autobuses juntos.

Dijo que un autobús mide 2.65 metros de ancho y cada uno de los carriles mide apenas 2.85 metros, por lo cual quedaría una distancia demasiado recudida por costado entre autobuses.

Hoy día, aseguró, puede observarse que al transitar el turibús por Paseo de Montejo, no queda espacio para rebasarlo.

En esa misma reunión, comentó, se dijo que sí se podría estacionar los autobuses para el ascenso y descenso de pasajeros a lo largo de la avenida, pero eso tampoco ocurre sin dificultades.

También expuso que en otras partes, se están generando cuellos de botella donde antes podían circular tres automóviles sin problema.

El empresario dijo que “en Mérida tenemos varios ejemplos de que los gobiernos pasan pero las obras se quedan y en el tema de la ciclovía en el Paseo Montejo nos va afectar mucho”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR