35.6 C
Mérida
viernes, abril 16, 2021
Inicio Las del Día Casas de empeño vieron menor movimiento en febrero pasado

Casas de empeño vieron menor movimiento en febrero pasado

Alejandro Moreno Peña

Después de la cuesta de enero, las operaciones en las casas de empeño se han reducido e incluso han habido más recuperaciones de objetos empeñados por parte de los pignorantes -personas que empeñan sus objetos-, aseveró el encargado de la empresa de ese rubro “Más dinero”, Gerardo Martínez.

Al inicio del año se dio un mayor movimiento, pero después de la segunda quincena de febrero la actividad bajó y así se mantiene hasta la primera semana de marzo, comentó.

Con extrañeza, comentó que regularmente un 15 por ciento de las personas que empeñan un artículo terminan perdiéndolo por no tener capacidad para hacer los pagos correspondientes a la cubertura del préstamo obtenido.

Sin embargo, añadió, lo que se está observando ahora es que sólo un cinco por ciento de las personas que tienen un objeto empeñado lo pierden. En su opinión, a pesar de crisis económica las personas están haciendo el esfuerzo por conservar sus prendas.

También dijo que para el caso de “Más dinero” los pignorantes están siendo más mesurados para empeñar un artículo.

Antes, expuso, había clientes empeñaba algun algún aparato electrónico o una joya sólo para ir al Carnaval de la ciudad o celebrar el cumpleaños de sus hijos. Ahora, continuó, son muchos menos los que llegan a empeñar y más los que están pagando sus refrendos.

Por su parte la encargada de la casa de empeños “A favor”, -quien prefirió omitir su nombre- señaló que la actividad en esa empresa se mantiene muy por debajo en comparación con las mismas fechas del año pasado.

“La gente no está recurriendo al empeño para solucionar sus problemas como antes lo hacía y es hasta cuando no aguanta más su economía que dejan como prenda el celular que es a lo primero que recurren y regresan para sacarlo en una semana o antes del mes”, añadió.

Comentó que en el caso de los trabajadores o autoempleados por su oficio cuando se ven en aprietos por lo regular empeñan alguna herramienta y, dependiendo de sus necesidades, llevan un electrodoméstico o hasta la pantalla de televisión.

“La verdad es que las personas están cuidando al máximo su economía y no están dejando las prendas con la idea de perderlas sino que están haciendo el esfuerzo por recuperarlas”, consideró

“Yo no sé cómo le hace la gente pero la mayoría están cumpliendo con el pago de sus refrendos”, mencionó________

Entre quienes empreñan sus prendas o valores, el acercarse a una casa de empeño no sólo se basa en su necesidad, sino también en la búsqueda de la mejor oferta de dinero que puedan recibir.

Manuel Rodríguez, quien fue a empeñar una pulidora para auto señaló que su vehículo tuvo un desperfecto mecánico y no pudo juntar el dinero para sacarlo del taller automotriz, por lo que se vio obligado a ir a empeñar.

Rodríguez, quien se emplea como chofer a través de plataforma digital, expuso que él prefiere preguntar en diferentes casas de empeño porque el negocio de esas empresas es “darte lo mejos del valor del artículo… por eso hay que darse el tiempo de preguntar por varias opciones y poderlo recuperar lo más breve posible para no seguir pagando refrendos”.

Guadalupe Chulim, vecina de la colonia Azcorra, comentó que tuvo que dejar en empeño su teléfono móvil para poder pagar su consumo de electricidad. Normalmente, expuso, le llegaba de 400 pesos, pero el último bimestre el cobro fue de mil 200 y no contaba con recursos suficientes para cubrir ese monto.

Chulim se dedica a la venta de chamoyadas y “saborines” o congelados de frutas. Este año pudo aumentar su producción porque su hermano le regaló un refrigerador para que contara con más espacio.

Pero con el incremento en el pago del suministro eléctrico, ha preferido desconectar el nuevo refrigerador y decidió empeñar su teléfono para que no le “corten la luz” mientras averigua porque llegó el recibo de energía al triple de lo que paga normalmente.

Por su parte, Alfredo Rodríguez, vecino de la colonia Centro, empeñó su bicicleta luego de dos meses sin trabajo. Ya tiene un empleo nuevo, pero necesita recursos para mantenerse durante los primeros días en lo que recibe su primer pago y por esa razón empeñó ese medio de transporte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR