24 C
Mérida
sábado, abril 17, 2021
Inicio Las del Día Menos del 50 por ciento en ventas de pescados y mariscos durante...

Menos del 50 por ciento en ventas de pescados y mariscos durante cuaresma

Por Alejandro Moreno Peña

Locatarios del área de pescados y mariscos del Mercado Lucas de Gálvez señalaron que las ventas en la semana mayor no alcanzaron ni el 40 por ciento de años anteriores, la mayoría de los comerciantes coincidieron en que la colocación de vallas y el control del acceso por parte de los inspectores municipales limitaron las ventas.

La comerciante Virginia Medina dijo que la gente del ayuntamiento estuvo controlando el acceso, dejando pasar de uno en uno o en grupos de a cuatro, lo cual ocasionó que se formara una fila grande afuera del mercado, fueron varios los que no aguantaron estar parados bajo el sol y se fueron a sus casas.

“Aunque llegaron más clientes de los esperado, las ventas no llegaron ni al 50 por ciento de lo que se vende en cuaresma; el año pasado de plano no hubo nada porque el mercado estuvo cerrado por la cuarentena, por eso no podemos quejarnos porque algo es algo”, señaló la propietaria de la pescadería Medina.

Javier Caamal, de Pescadería Sosa, dijo que sí hubo movimiento y llegó un momento que ya les estaba ganando la gente por lo que intervinieron los inspectores municipales para que se guardara la sana distancia.

En venta dijo que se movió algo pero la gente pedía mero, sólo que ahora este pescado escasea porque la veda se abrió el primero de abril y lo poco que hubo se vendió rápido.

Josué Acosta, de pescados y mariscos Sosa, señaló que con el cierre de los puertos la gente está buscando el producto, por lo que con todo y las restricciones tuvieron dos días de éxito en el área de pescados y mariscos del Mercado Lucas de Gálvez.

Por su parte, María del Socorro Tzec Castillo, del área de alimentos preparados, dijo que la cuaresma estaba yendo bien hasta que los directivos pusieron vallas en la puerta y sacaron a las personas para que hicieran cola para poder ingresar porque mucha gente decidió irse.

La encargada de local donde venden tacos de mariscos, cocteles, ceviches, caldo de mariscos, sopa de pescado y “vuelve a la vida”, entre otros guisos, dijo que no llegaron a vender ni la mitad de lo que se vendía en años anteriores, pero aunque las ventas sean bajas definitivamente no hay comparación con el 2020 que el mercado estaba cerrado.

Mirna Castillo, de Coctelería Estefany, señaló que tenían la esperanza de recuperarse durante el jueves y viernes santo pero la colocación de las vallas impidió que entraran más clientes donde los únicos perjudicados fueron los locatarios, porque hay clientes que van a comer y otros a comprar producto fresco pero tenían que formarse en la misma fila.

En su local pueden encontrar cherna con mayonesa, camarones a la diabla o al mojo de ajo, además de un jugo de ostión de cortesía.

Donde también se dieron buenas ventas fue en la pescadería La Atlántida, ubicada sobre la avenida Canek. En viernes santo se formó una larga fila para ingresar al establecimiento, pero no abrió para el día sábado, situación que fue capitalizada por comerciantes de pescados y mariscos ambulantes que instalaron sombrillas con neveras a menos de cincuenta metros del local y mandaron a una persona a decir a los clientes que llegaban que la Atlántida estaba cerrada pero ellos tenían los mismos precios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR