24 C
Mérida
sábado, abril 17, 2021
Inicio Las del Día Confusión por cambio de paraderos

Confusión por cambio de paraderos

Cecilia Abreu

En un sondeo realizado en el Centro Histórico de la ciudad, luego de una semana de la nueva ubicación de los paraderos del transporte público, la gente se manifestó confundida tras tantos cambios para ascender y descender de los camiones desde que la contingencia comenzó.

Fue desde el 29 de marzo que, por disposición oficial de las autoridades del gobierno estatal y el ayuntamiento, se modificaron los paraderos de las rutas para la zona norte, oriente y poniente en el primer cuadro de la ciudad, abarcando desde la calle 50 hasta la 56 y desde la 59 hasta la 65.

“Tienen loca a la gente”, expresó una de las usuarias, apuntando que incluso la gente ahora prefiere evitar pasar por el centro, ya que además las paradas están muy lejos y tienen que recorrer largas distancias.

Katherine, otra de las usuarias, señaló que ahora incluso caminan más, pues no saben en dónde se encuentran las paradas y —al estar desorientadas— recorren tratando de ubicar el sitio para subirse al camión.

Además, dijeron que hay mucha aglomeración, por lo que consideraron que no se ha cumplido el objetivo por el que se modificaron las ubicaciones desde el principio de la pandemia por COVID-19; dadas las circunstancias, manifestaron que sería mejor que regresen todos los paraderos a sus lugares originales.

Carolina, quien se encontraba en otra fila para subirse al autobús, explicó que los cambios algunas veces le han convenido y otras le han perjudicado; a pesar de ello, la ubicación actual, sobre la 56, “no me termina de convencer… Uno se acostumbra a un paradero y luego ya no es”.

En general, todas las personas sondeadas opinaron que el cambio frecuente en sus rutas ha generado mucha confusión para ellos, pues ha sido tan recurrente desde el año pasado que no logran acostumbrarse a las modificaciones y, de nueva cuenta, se presentan más.

Incluso se pudo observar que había algunas personas que no identificaban en dónde debían tomar su transporte, por lo que recurrían a preguntarle a quienes esperaban en las filas o a los servidores públicos que se encontraban allí.

Sin embargo, también hubo quienes, como Guadalupe, expresaron que preferían las nuevas ubicaciones, ya que pueden caminar menos para llegar hasta ellas.

Y, al mismo tiempo, los negocios ubicados en las calles en donde se encuentran las nuevas paradas tienen esperanza en incrementar sus ventas. Una de las locatarias que se encontraba sobre la calle 56 dijo que ya se podía notar más movimiento en esa calle y, por consiguiente, esperaba el alza en la demanda de productos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR