33 C
Mérida
miércoles, junio 23, 2021
Inicio Opinión La maternidad, una celebración en pie de lucha

La maternidad, una celebración en pie de lucha

Juan José Tun Cosío

En estos días se tiene la impresión de un aumento de actos que confrontan la maternidad, pero la situación no es nueva, el propio origen de la celebración en México viene cargada de polémica.

Hay quienes sostienen que la adopción del 10 de mayo como Día de las Madres fue una estrategia contra el movimiento feminista en Yucatán, que floreció entre los gobiernos de Salvador Alvarado Rubio y Felipe Carrillo Puerto.

Lo cierto es que detrás de la celebración establecida en 1922 estuvo el impulso de Rafael Alducin Bedoya, fundador del periódico Excélsior; del fundador de la Secretaría de Educación Pública, José Vasconcelos Calderón; la Cruz Roja Mexicana y los Caballeros de Colón, entre otras organizaciones.

Pero el origen mundial de la celebración fue más modesto. Tuvo lugar en un pequeño lugar de Virgina Occidental. En 1908, en la comunidad de Grafton, Anna Jarvis celebró un memorial para su propia madre y después promovió que cada año se le rindiera un homenaje a las mamás en Estados Unidos.

Su activismo rindió fruto cuando en 1914 el presidente Woodrow Wilson proclamó oficialmente el Día de las Madres el segundo domingo de mayo, fecha propuesta por Anna Jarvis, “como una expresión pública de nuestro amor y reverencia por las madres del país”.

Hoy en día la celebración tiene lugar en decenas de países y, aunque en fechas distintas, la mayoría adoptó el segundo domingo de mayo para venerar a las madres, a quienes Anna Jarvis definía como “las personas que han hecho por ti más que cualquier otra persona”.

Algunas personas hablan de libertades o “derechos”, pero lo cierto es que casi a todo el mundo le parecerá indignante hablar de atentados contra las madres, por lo que esto significa para la sociedad.

En México, se tiene la opción de decidir sobre la maternidad, está consagrada en el artículo 4 de la Constitución: “Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el espaciamiento de sus hijos”

Por ello, feliz día “a la que nos amó antes de conocernos. Porque su maternidad fue voluntaria”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR