29 C
Mérida
miércoles, junio 23, 2021
Inicio El Muro Anabel y el Movimiento Feminista Celestún

Anabel y el Movimiento Feminista Celestún

El recuerdo de una víctima de feminicidio motivó crear un frente común entre mujeres

Por Mariana Beltrán Cortés

En vísperas de una creciente ola de protestas por el #8M –en marzo pasado- nació el Movimiento Feminista Celestún, conformado por 10 mujeres que buscan dar un espacio colectivo para nombrar y conversar sobre las violencias que viven.

Lo pensaron mucho antes, pero fue hasta que Leidy Santana insistió con hacer la primera marcha contra la violencia de género en memoria del feminicidio de Anabel Chan en 2019 que varias de sus ahora integrantes se juntaron para tejer esa red de apoyo.

Anabel era conocida por el grupo de mujeres del municipio localizado al oeste del estado de Yucatán. Como resultado de su muerte quedaron huérfanos dos menores.

“Ana era mi amiga, cuando noté que algo andaba mal es cuando intento ayudarla. No pudimos hacer más, quiza era el miedo que teníamos… pero nos impulsa hacer algo en su nombre”, cuenta Irma Villanueva, amiga durante ocho años de Anabel, quien en vida se dedicó a la repostería.

Al igual que Irma, Luna y Sam Euán, integrantes del grupo cuentan que desde años atrás son cercanas a la violencia que viven amigas y vecinas, así como a una creciente violencia comunitaria.

De acuerdo con su testimonio, esto es resultado de la actuación de autoridades ajenas a los problemas de la población y la dificultad que enfrentan las mujeres para salir del círculo de violencia que viven.

Fueron esas razones las que la hicieron actuar y conformar la red de apoyo.

El grupo lo conforman bailarinas, profesoras y una psicóloga quien abrió sesiones psicoterapéuticas de grupo.

Raquel Chávez, también integrante, explica que este espacio permite hablar del impacto del abuso y agresiones en el hogar y el espacio público.

Son temas desgastantes emocionalmente, agrega. Sin embargo, hablarlo en un espacio compartido da pie a visibilizar la importancia de la salud mental.

Recientemente invitaron a la fundadora del grupo UADY Sin Acoso, Rosa Elena Cruz Pech, para hablar sobre prevención de la violencia de género. En el conversatorio contaron experiencias y su acercamiento con distintos tipos de violencia, como la física, verbal y patrimonial.

“Ahora (con la red de apoyo) nos sentimos respaldadas. Es muy bonito que exista un grupo para reafirmar que no estamos solas siendo mujeres o madres. Entendemos que todas estamos sumergidas en la violencia de género de alguna forma y eso ha imposibilitado que algunas se unan. Por eso cuando estén listas son bienvenidas”, añadió Sam Euán.

Artículo anteriorLa Kafka Divina: CXXV
Artículo siguienteUn colectivo para personas con VIH

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR