33 C
Mérida
miércoles, junio 23, 2021
Inicio Las del Día Al rescate de las zarigüeyas en Yucatán

Al rescate de las zarigüeyas en Yucatán

Esta especie de marsupial fallece en las zonas urbanas principalmente por atropellamiento

Por Cecilia Abreu

En Yucatán se les conoce popularmente como zorros y en el centro de México como tlacuaches; su nombre común es zarigüeya y por más difícil que sea creerlo, esta especie de roedor cumple un papel fundamental en el control de algunas plagas que forman parte del entorno urbano.

De ahí la importancia de su protección y preservación, explicó Fabián Eduardo Díaz Espadas, vocero de Rescate Zarigüeyal, una agrupación que –como su nombre lo dice- trabaja para promocionar la conservación de este marsupial.

Estos animales, afirmó, forman parte del ecosistema y también de la cadena alimenticia: hay animales que las consumen y ellas consumen a otros que pueden considerarse molestos o problemáticos para los habitantes de las zonas urbanas o rurales.

Si eres una persona que detesta las cucarachas o chinches, salvaguardar esta especie es importante porque “son animales que se han logrado adaptar bastante bien a la ciudad. Sin embargo, es necesario que se mantengan aquí si quitas un elemento de la cadena trófica (alimenticia natural) se puede desbalancear todo” un ecosistema, detalló.

“Gavilanes, aguilillas, búhos y serpientes, entre otros se verían afectados si las zarigüeyas dejaran de formar parte del ecosistema al que pertenecen, además de que garrapatas y alacranes y cualquier especie que sea consumido por ellas dejaría de estar controlado” indicó el rescatista animal.

Comentó que Rescate Zarigüeyal recibe un promedio de 50 reportes diarios y que solo durante 2020 lograron rescatar 612 ejemplares, de los cuales 468 fueron posteriormente liberados.

Díaz Espadas consideró que los casos más complicados son los de hembras que portan a las crías en la bolsa ventral o marsupio –similar a la que conocemos en los canguros- en la cual las aloja hasta que alcanzan un desarrollo apto para sobrevivir en el exterior.

Por eso recomienda a cualquier persona que se encuentre uno de estos marsupiales atropellado y alcance a ver que lleva crías que intente salvarlas: “con unos guantes puedes sacarlos y llamar a la asociación para que vayan a auxiliar al animalito”.

Actualmente, expuso, está por finalizar la primera de las tres temporadas reproductivas de la especie, señaló el representante de la asociación, por lo que se espera que en las próximas semanas se empiecen a ver más las zarigüeyas juveniles que las embarazadas o portando crías.

Como parte las labores de rescate de estos marsupiales, la agrupación cuenta con un espacio para albergarlos en el procuran separar a los animales por camada para evitar que se estresen y al mismo tiempo prevenir que se ataquen y mutilen o coman entre ellos mismos.

Esta medida, añadió, también contribuye a que no se propaguen enfermedades si alguno llegara a infectarse.

Ese espacio es temporal porque tiene como objetivo brindarles rehabilitación o cuidados cuando son muy pequeños para que desarrollen sus habilidades como escalar y cazar su alimento, es decir, sus instintos de supervivencia.

De manera que, en lugar de tenerlos encerrados en una caja o estar con ellos todo el tiempo, les permiten, en cierta forma, ser autosuficientes como lo serían en el exterior (y como lo serán cuando sean liberados), motivo por el cual, les dan alimento vivo.

Este proceso, explicó, es esencial porque si se les acostumbra a entregarles todo directamente y luego se desea liberarlas no van a sobrevivir en el exterior, en la vida silvestre.

Concientizó sobre la importancia de aprender a convivir con esta (y otras especies), especialmente si se considera que las zarigüeyas en las zonas urbanas ya no están fuera de su hábitat porque en realidad se han adaptado a las zonas urbanas y habitadas por personas.

En ese sentido, indicó que no se trata de llamar al rescate solamente si se encuentra uno de esos animales en el patio. La asociación brinda apoyo para los ejemplares que se encuentren lastimados o en riesgo, al igual que las crías.

Pero no se acude a retirarlas de los predios particulares solamente porque a la gente le desagrade tenerlas dentro de sus patios.

Díaz Espadas consideró que es una responsabilidad ciudadana cuidarlas. Por eso invitó a los propietarios de mascotas a no dejarlos en el exterior por las noches, ya que en ocasiones lastiman a estos animales cuando entran a o cruzan por los predios particulares.

De hecho, detalló que el 30 por ciento de los rescates que llevan a cabo están relacionados con roedores lastimados por las mascotas, mientras que el 70 por ciento restante son atropellamientos.

Para poder levantar un reporte es necesario enviar un mensaje de WhatsApp al 999 392 1573 indicando nombre de quien reporta, la dirección donde está el animal, las condiciones en las que se encuentra y dónde se encontró para poder prepararse con la atención que se requiera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR