33 C
Mérida
miércoles, junio 23, 2021
Inicio Las del Día Las piedras renales no son por agua

Las piedras renales no son por agua

Cecilia Abreu

Un equipo de investigación en salud integrado en Yucatán descartó que la composición de las reservas de agua en la entidad sea un factor que incida directamente en la generación de casos de litiasis renal, mejor conocida como “piedras en el riñón”.

Ese trabajo, denominado proyecto Tuunich, continúa la búsqueda de los factores causan una enfermedad que afecta al 10 por ciento de los yucatecos; sus primeros resultados permiten descartar la salinidad del agua como el detonante principal.

La investigación que realizan desde 2018 los urólogos Juan Pablo Flores Tapia, Emmanuel Torre Horta, Mario Basulto Martínez y Antonio Esqueda Mendoza, tiene como objetivo conocer las causas de la alta incidencia del padecimiento en la entidad y con esos datos crear políticas públicas de prevención.

Con más de mil encuestas y ultrasonidos realizados en comunidades del sur de la entidad, el equipo encontró que la presencia de la litiasis renal en el estado es incluso más alta de lo que se ha considerado generalmente.

Flores Tapia, fundador del proyecto, explicó que al comenzar la investigación creían que el agua podría encontrarse relacionada con la incidencia del padecimiento, hipótesis que resultó “incorrecta”.

A partir de esos resultados, consideró que aún queda un gran camino por recorrer y muchas hipótesis por formular, porque más allá que identificar por qué se presenta, desean generar medidas para dar soluciones a un problema que señalan no  tiene la atención debida.

Estos resultados, enfatizó, permiten que se deje de satanizar el agua y que la gente deje de consumirla en  forma pura. Lo que sí es comprobable, es que tomarla  en abundancia es importante para prevenir la litiasis.

La creencia que el problema está en la “dureza” o alta salinidad de las aguas yucatecas, explicaron los creadores del Proyecto Tuunich, partió de un estudio realizado en 2002.

Empero, esa investigación se basó solamente en un censo a seis mil personas y en el análisis de agua entubada, lo cual presenta un sesgo en la metodología, en especial porque actualmente la mayoría de las personas toma agua embotellada (según los datos de su estudio) aun así se presenta con mayor frecuencia la enfermedad.

Además, a diferencia de lo que se presenta a nivel mundial, la incidencia es mayor en mujeres que en hombres, lo que podría deberse a factores hormonales que aún se encuentran investigando.

Por su parte, Basulto Martínez, especialista en urología y endourología e investigador en Ciencias Médicas, explicó que también conocer la composición química de muestras de orina es determinante para identificar las causas.

A nivel mundial, explicó, lo común es encontrar calcio en altos porcentajes, pero en Yucatán este citrato se encuentra en niveles bajos en el 95 por ciento de quienes tienen el padecimiento.

Basulto Martínez destacó que una de las principales preocupaciones que generó la investigación es la incidencia de la litiasis en menores de edad, entre los cinco y 18 años, principalmente entre quienes carecen de cobertura de salud pública.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR