22.5 C
Mérida
jueves, agosto 5, 2021
Inicio El Muro Yndira Sandoval recibe disculpa pública

Yndira Sandoval recibe disculpa pública

Cecilia Abreu

Después de casi cuatro años del ataque sexual que sufrió a manos de elementos de la policía municipal de Tlapa de Comonfort, Guerrero, el 16 de septiembre de 2017, Yndira Sandoval Sánchez recibió y aceptó la disculpa pública que le ofreció el gobierno municipal en voz del actual alcalde, Dionicio Merced Pichardo García.

Yndira Sandoval subrayó que recibir esta disculpa como reparación del daño es recibir justicia desde el privilegio, pues las mujeres viven en un país en el que asesinan a 12 de ellas al día, donde niñas y jóvenes no vuelven a casa por hacer uso de su voz.

No obstante, enfatizó que hace uso de ese privilegio para levantar la voz y exigir también justicia “por Basilia, víctima de quien quisiere ser gobernador; Betty, a quien asesinaron en Las Galeras, Hidalgo; por Inés, por Valentina…”.

La activista dejó en claro la importancia de creer en las palabras de todas y reconoció la labor de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que gracias al Protocolo de Estambul le otorgó credibilidad a su denuncia.

Yndira Sandoval exigió que se tipifique en el Código Penal el delito de tortura sexual para los casos de violaciones sexuales de quienes deberían velar por la seguridad y la justicia.

En medio de los hashtags #ReparaciónYNoRepetición y #TodasSomosYndira, así como de corazones morados que encabezaron los comentarios de la transmisión de la disculpa pública, la activista sostuvo que hasta la fecha continúan los efectos del ataque y la posterior revictimización de la Fiscalía estatal, al publicar videos del día de los hechos, resaltando que se encontraba en estado de ebriedad, “como si eso deslindara de culpa a quienes me violaron”.

Y es que dicha revictimización aún es evidente, pues incluso entre los comentarios durante la disculpa pública se encontraban los de mujeres y hombres que pretendían minimizar la violación con el hashtag #YndiraImpostora y resaltando que se encontraba borracha.

Pero aún sin saber de dichos comentarios la respuesta de Yndira fue clara: “Lo que espera una mujer después de una parranda es una resaca, no una violación”.

Yndira subrayó que si acepta esta disculpa pública es porque es su derecho a la verdad, la dignidad y la justicia, y porque no quiere que nadie más tenga que volver a vivir una situación como esa. “Soy más que dos videos y a lo que quisieron reducirme”.

La activista dijo que si bien esto no repara los daños, significa mucho que se diga en voz alta que nunca mintió. “Nunca perderé el valor ni la seguridad en mí, la acepto porque no me van a silenciar. Nunca callen, nunca se sientan culpables”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR