22.5 C
Mérida
jueves, agosto 5, 2021
Inicio Las del Día Internacional Un año de castigo por desnudar carencias del ISSSTE

Un año de castigo por desnudar carencias del ISSSTE

VeinteVeinte

Mañana, martes 22, se cumple un año del despido de Jorge, por declarar que no contaba con equipo de protección adecuado contra la COVID-19 en un hospital público. Como resultado de la campaña #JorgitoCuenta, impulsada por Amnistía Internacional, miles de firmas exigen al director del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez, una indemnización justa por el despido injustificado.

Jorge fue despedido por declarar en una entrevista que no contaba con equipo de protección personal (EPP), pese a trabajar como personal de limpieza del Área COVID del “Hospital 20 de noviembre”. A sus 70 años, se le dejó sin trabajo sin justificación alguna, ni indemnización.

Su caso fue documentado por Amnistía Internacional bajo el pseudónimo Don Alejandro en el informe de las Américas El Costo de Curar y, posteriormente, en enero de 2021, se lanzó la campaña internacional #JorgitoCuenta.

La campaña está enfocada en exigir una indemnización justa para Jorge, y en que las autoridades del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) entreguen el EPP a las personas que trabajan en la primera línea de atención a la COVID-19, incluyendo el personal de limpieza.

En una reunión del 12 de febrero de 2020, las autoridades del Hospital dijeron que Jorge no laboró en zona COVID-19 y que recibió el equipo de protección personal que requería para protegerse. Sin embargo, en mayo reciente, las autoridades admitieron que no cuentan con evidencias de su versión.

A partir de información proporcionada por el ISSSTE se sabe que actualmente el hospital proporciona el EPP a la empresa de limpieza contratada y que el personal fue vacunado. Sin embargo, no se cuenta con información que acredite que la empresa, a su vez, distribuye el EPP a su personal de limpieza.

El hospital sigue sin dar la indemnización correspondiente, argumentando que él trabajaba mediante el modelo de subcontrato a través de una empresa privada, deslindándose de su responsabilidad.

De acuerdo con la legislación mexicana, el ISSSTE debe actuar como “patrón solidario” y es el responsable último del despido injusto, por lo que debe enfrentar sus responsabilidades y cubrir la indemnización.

A un año de los hechos, la indemnización no llega. Las acciones y recolección de firmas de #JorgitoCuenta seguirán adelante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR