23 C
Mérida
jueves, septiembre 23, 2021
Inicio K'aj óolto'on Día de San Juan y las celebraciones del Cháak

Día de San Juan y las celebraciones del Cháak

Bernardo Caamal Itzá

Bey túuno’ 24 ti’ junioe’ u k’iinil Juano’ob, ba’ale’  k tukultike’ ich le religión católicao’, San Juan, ba’ale’ u k’iinil t’upcháak, le cháak je’ela’ jach ko’ yéetel wíiniko’ob, tumen je’el u beetik u yúuchul búulkabale’ (Este 24 de junio es el día dedicado a San Juan de acuerdo con la religión católica, y en el Mayab es el día dedicado a uno de los señores de la lluvia, conocido como el más travieso, capaz de ocasionar graves inundaciones).

24 túune’, u k’iinil t’upcháak (este 24 de junio es el día dedicado al último de los señores de la lluvia, llamada t’upcháak).

Hoy, los mayas peninsulares celebran a San Juan, pero hace varias décadas los nukuch máako’ob (gente de mayor edad) nos recomendaban: “Le k’iin je’elo’ u k’iinil uti’al k k’a’ajsik u yiik’ le che’ob yéetel le ba’alche’ob yóok’lal u yantal u yicho’ob wáaj u paalalo’obo’ (Este día hay que recordar a los árboles y a los animales que sean productivos).

Le k’iin je’el ken sáaschajako’, k noole’ ku ya’aliko’ob to’one’ paale’ex ch’a’aje’ex le aak’o’, ka jats’e’ex bolon u téenal, le che’ob ma’atech u yicháankilo’obo’ yóok’lal beyo’ je’el u k’a’ajal u yiik’o’obe’ (Al amanecer de este día, los abuelos nos decían “niños, tomen por favor el bejuco y denles nueve cintarazos a los árboles, sobre todo a los que no producen, para que recuerden su misión en la vida”).

Ba’ale’ le k’iin je’elo’ ma’ chéen le che’ob ku ja’ats’alo’obo’, tak to’on k sáal jats’ta’al, ku tsikbalktiko’ob to’on (Sin embargo, este día no solo se golpea a los árboles, sino igual a los niños se les pega simbólicamente, nos platican).

Paalale’ex, le u k’iinal 24 ti’ junioo’, u k’iinal ts’áaba’an uti’al u péek k’áankach cháak  ba’ale’ ma’ tuláakal ja’abo’ob ku yúuchuli’, k úuchben noolo’obe’ ku ya’aliko’ob to’one’, ka’ap’éel wáaj óoxp’éel k’iin u bin u k’uchul le 24 ku weensa’al San Juan, yóok’lal ma’ u beetik u k’áaxal k’a’ankach ja’ (muchachos, el 24 de junio es cuando los señores de la lluvia se movilizan para dejar caer grandes cantidades de agua; para que eso no suceda, los antiguos nos platicaron que don Juan es adormecido dos o tres días para evitar catástrofes).

Le tsikbalo’ob je’ela’ leti’ ku ya’ala’al tumen le nukuch máako’obo’ le kéen k’uchuk le k’iino’ob je’ela’ (estos relatos platican los abuelos en estos días).

Gran parte de estos relatos refieren cómo los mayas inducen o promueven la floración de los árboles. Sobre todo, hacen referencia de aquellos árboles que, aunque florecen, no dejan sus frutos; el pueblo maya los clasifica como árboles tso’otschaja’ano’ob (infértiles), debido a que en sus flores predominan los gametos masculinos.

Por eso los antiguos tienen la idea que los niños y las niñas deben aplicar el “castigo” de los nueve cintarazos:  “tumen leti’obe’ ma’ nukuch máako’obi’, jach yaan u k’i’inamo’ob (ellos, al no estar en los tiempos de la fertilidad, tienen mucha energía), tumen wáaj leti’ob ka jats’ik le che’obo’ jach ma’atáan u xáantal kéen p’áatak u yicho’ob (porque si ellos aplican estos castigos, no pasará mucho tiempo para que los árboles florezcan y den frutos”, ku ya’aliko’ob to’on (nos comparten).

Le tsikbalo’ob túuna’ jach k’a’ana’an k xíixtik yóok’lal k na’atik le úuchben tsolxikino’obo’ (Es de interés analizar estos relatos para entender los sabios consejos de nuestros mayores).

Wáaj tu k’iinil 24 u k’iintsilil uti’al u péek k’a’ankach cháako’obe’, ku ts’o’okol xane’ u k’iinil uti’al u ja’ats’al che’ob yéetel mejen paalalo’obe’, le je’ela’ u k’áat u ya’ale’ jump’éel u k’iinal jach ku k’iimbesa’al tumen úuchben máako’ob (Si el 24 es el día dedicado al movimiento de grandes masas de agua y cuando los niños deben “castigar” a los árboles infértiles, seguramente este jueves es un gran día para nuestros abuelos).

Ku ya’ala’al xane’ yóok’lal ma’ k p’áatal k’éex óol ti’ le tsol nu’uk ku beeta’al to’on tumen k noolo’obo’, le k’iin je’elo’ ku k’o’osol k pool, yéetel le je’ela’ ku ta’akal tu yáam koot, ku ts’o’okole’ yóok’lal u yaajal k na’ate’ k k’o’opol bolon u téenal yéetel u sóol weech t jo’ol, yóok’lal k péeksik k na’at bey túuno’ ma’ k cha’ajik k nuunkíinta’al (para no ser indiferentes a los consejos de los abuelos, el 24 de junio nos cortan un mechón de pelo y lo guardan bajo alguna de las piedras de las albarradas; para que aprendamos a resolver nuestros problemas. Y nos golpean simbólicamente con el caparazón del armadillo nueve ocasiones, según sus creencias, para que no nos dejemos intimidar).

Preparación para la última superluna de 2021

Yéetel le ba’axo’ob ts’o’ok k ts’áajik a k’ajóolte’exa’, bix tu’ubukte’ex, woy t lu’uma’, sáamal u k’iinil yaan u k’uchul k’a’ankach cháakilo’ob woy te’ t lu’uma’, uláak’e’, sáamale’, xmáaj uje’ jach máan sáasil ken u jult le yóok’ol kaaba’, tumen je’ebix u ya’ala’alo’, yaan u k’antal (con esto que ya les compartimos, que no se les olvide: se pronostica para el atardecer de hoy, en estas tierras del Mayab, que lloverá bastante y luego estaremos en la fase de luna llena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR