24.1 C
Mérida
jueves, agosto 5, 2021
Inicio Las del Día Internacional Cuba, al borde de una crisis alimentaria

Cuba, al borde de una crisis alimentaria

Los elevados precios internacionales de los alimentos, el transporte marítimo y la baja producción están recortando aún más la capacidad de Cuba, un país que depende de las importaciones para alimentar a la población

VeinteVeinte

Si bien el lanzamiento de las vacunas Abdala y Soberana 02 son un hito en Cuba y en la región, el panorama no luce del todo esperanzador en la isla. El impacto económico derivado de la pandemia, el bloqueo estadounidense y unas medidas gubernamentales controversiales han puesto a las familias cubanas en una situación de alta vulnerabilidad alimentaria.

Cuba es uno de los países que más han resentido la crisis del sector turístico internacional, pero en los últimos meses la situación se ha agravado. Sin turismo no hay divisas, sin divisas se reducen las importaciones, y menos importaciones es menos alimento.

Por ejemplo, además de la constante escasez de carne, el gobierno cubano anunció en mayo que la disponibilidad de harina se redujo 30%. Y los cubanos tienen que buscar la manera de solucionarlo, aunque esto implique cambios en las rutinas diarias.

“La gente come mucho pan y existe preocupación de que haya escasez de pan, porque eso es lo que más se come”, dijo Clara Díaz Delgado, una jubilada habanera y sobreviviente de cáncer, mientras esperaba en una fila para comprar alimentos.

Fotografía: Alexandre Meneghini / Reuters

Por otro lado, recordemos que Cuba no cultiva trigo debido al clima subtropical, cuyo precio fue de 280 dólares por tonelada en abril, en comparación con 220 dólares en abril de 2020.

La escasez de alimentos ha llevado a algunos cubanos a desafiar el toque de queda impuesto por la emergencia sanitaria: pasan la noche en árboles cerca de las tiendas de comida, con la intención de ser los primeros en surtirse cuando abran. Y, aún así, esto no es garantía de que podrán lograrlo.

Lo realmente grave es que el drama alimentario cubano no se trata de un problema coyuntural, aumentado por la pandemia, sino que es sistémico: hay problemas de cultivo, producción, distribución y comercialización que se arrastran desde hace años, y que la crisis sanitaria solo vino a reforzar.

Hasta ahora, el gobierno no ha publicado estadísticas para el sector agrícola notablemente ineficiente y rústico desde 2019, aunque informes provinciales sobre cultivos y ganado indican disminuciones sustanciales del arroz, frijoles, carne de cerdo, lácteos y otros alimentos.

Un experto local señaló que la producción se redujo en dos dígitos debido a la falta de combustible, fertilizantes y pesticidas importados.

Con información de Reuters

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR