22.5 C
Mérida
jueves, agosto 5, 2021
Inicio Opinión El conocimiento es libertad

El conocimiento es libertad

William Jesús Solís Ávila (*)

A Miguel de Unamuno se le atribuye la frase: “Sólo el que sabe es libre, y más libre el que más sabe”.

El conocimiento puede significar su libertad. Veamos esto a través del ejemplo del caso mediático de una youtuber y la reciente privación de su libertad.

A ella se le impuso la prisión preventiva, pero ¿qué significa eso? La prisión preventiva es un mecanismo por medio del cual el juez asegura que el proceso penal subsista, es decir, va encaminado a evitar que el procesado (o procesada) huya o trate de silenciar a quien lo acusa o trate de destruir alguna prueba que lo incrimine.

Lo anterior conlleva a que la prisión preventiva no significa que el procesado (o procesada) sea culpable, pues no constituye un prejuzgamiento, su finalidad es, como ya dijimos, asegurar la subsistencia del proceso penal. Por lo tanto, es perfectamente posible que una persona que llevó su proceso penal privado de su libertad, al final no sea encontrado culpable y sea liberado. Ejemplo de lo anterior, sobran en nuestro amado país.

Es prudente mencionar que hay dos tipos de prisión preventiva, la oficiosa y la justificada. La primera se impone cuando se está afrontando un proceso por un delito contemplado dentro de un catálogo establecido en el 19 de la Constitución Federal, por ejemplo: homicidio, violación, feminicidio, entre otros. En estos casos, los procesados enfrentaran su proceso tras las rejas. La segunda, la justificada, se impone cuando el juez considera que la prisión es la única forma de evitar la fuga o de proteger a la víctima o testigos o de proteger la investigación.

De esto tenemos una forma de saber si, de afrontar un proceso penal, lo llevaremos dentro de la cárcel o lo llevaremos fuera:

Lo primero es saber por qué delito se le sigue el procedimiento penal; si se trata de un delito establecido en el artículo 19 de la Constitución, la única forma de evitar ser recluido por un tiempo es que su abogado consiga que el proceso no continúe, esto a través de una resolución de “no vinculación a proceso” que se da dentro de una audiencia denominada “inicial”.

Ahora bien, si el delito por el que se le sigue el procedimiento no está dentro del referido catalogo constitucional, asegúrese que la estrategia de su abogado defensor implique el dejar en claro que usted no huirá ni será un peligro para la víctima o testigos ni será un obstáculo para la investigación, a fin que sea patente para el juez que, en su caso, se puede prescindir de una prisión preventiva justificada.

Espero que lo anterior de una idea de lo importante que es saber, porque quien más sabe es más probable que sea libre.

jurí[email protected]

(*) Licenciado en Derecho

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR