22.5 C
Mérida
jueves, agosto 5, 2021
Inicio El Muro Interponen amparo contra la Secretaría de Salud de Yucatán por discriminación a...

Interponen amparo contra la Secretaría de Salud de Yucatán por discriminación a personas asexuales

Cecilia Abreu

Cinco personas asexuales presentaron una demanda a la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY) el año pasado para exigirle a las autoridades que haya actualizaciones en la normatividad y protocolos internos para evitar la discriminación hacia esta orientación sexual en los sistemas de salud, para lo cual también piden la capacitación del personal.

La abogada Kalycho Escoffié, del Colectivo por la Protección de Todas las Familias en Yucatán, explica que fue en diciembre de 2020 cuando se interpuso por primera vez este amparo, sin embargo, el Juzgado Tercero de Distrito la desechó por llamarla improcedente; ante lo cual, las personas afectadas presentaron un recurso de queja para que el Tribunal revise la situación.

Debido a la pandemia, el proceso fue más lento de lo habitual, pero el mes pasado el Tribunal Colegiado emitió su resolución diciendo que se tenía que admitir la demanda, por lo que apenas comenzó el juicio.

Ahora es el momento en el que se le notificará a las autoridades para que puedan dar una respuesta a la demanda y se pueda continuar con el proceso hasta llegar a la sentencia, aunque la abogada calcula que se tardarán por lo menos cinco meses en llegar ahí.

El panorama ideal, comenta, sería que el Juzgado conceda el amparo y ordene los cambios para evitar la discriminación, pero también la capacitación al personal involucrado para que se deje de considerar la asexualidad como un problema.

Pues asegura que, además, cuando una persona es asexual y en consulta le preguntan sobre su frecuencia en la vida sexual, no quieren responder para no ser juzgados como “enfermos”, pero tampoco quieren mentir sobre su vida y afectar el diagnostico.

Abunda que este proceso comenzó ya que la SSY aún mira a la asexualidad como una enfermedad e incluso en manuales de psicología y psiquiatría se sigue considerando de ese modo.

Señala que durante el sexenio de Enrique Peña Nieto en los centros de salud se añadió un cuestionario para determinar si las personas padecían una enfermedad llamada trastorno del deseo sexual hipoactivo.

“El problema es que este cuestionario venía en un manual para atención a mujeres en la post menopausia” y, agrega en sus palabras, que las preguntas estaban hechas de forma muy general, siendo que también cualquier mujer asexual se podía considerar con dicho trastorno.

“Lo que ocurre es que a una mujer que contesta que sí a todo la canalizan directo al trastorno cuando puede tratarse de una persona asexual”.

Para atender la situación, el año pasado hicieron la solicitud de información a la dependencia de salud en la entidad y encontraron que las autoridades tienen como primer paso descartar un problema fisiológico y, en ese caso, canalizan a la persona a una terapia psicológica o psiquiátrica.

“Esto es importante porque la asexualidad es una orientación sexual”, y señala que quienes la viven no se sienten atraídas sexualmente hacia nadie y no es un problema fisiológico, pero tampoco psicológico, una decisión o celibato.

Conforme datos que les reportó la SSY, en 2019 más de 300 personas fueron canalizadas de esta forma y lo que se está dando es una terapia de conversión, contra la cual luchan en este momento.

Artículo anteriorLa Kafka Divina: CLXXXVIII
Artículo siguiente¿Cómo matan los cobardes?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR