26.7 C
Mérida
martes, octubre 19, 2021
Inicio K'aj óolto'on Una alianza perversa en Peto

Una alianza perversa en Peto

Bernardo Caamal Itzá

Seis luminarias del campo deportivo de la colonia Ciprés, en la cabecera municipal de Peto, están encendidas las 24 horas desde el pasado miércoles 1.

“Por sus características, esas lámparas consumen mucha energía eléctrica. Es una lástima que hasta estos días no hay un funcionario municipal encargado de revisar la situación del alumbrado público”, señalan vecinos de esa colonia.

Como informamos, el alumbrado público fue desmantelado por la administración que recientemente concluyó su encargo. Fue su sello perfecto: la opacidad, la oscuridad, la tiniebla. Sin el alumbrado público, los petuleños y sus visitantes dejan de ver a plenitud muchas calles casi intransitables para los vehículos, se sumó al mal trato a los ciudadanos, no recibir documentos enviados a su persona y hostigamiento, entre tantas injusticias cometidas.

Ha sido la peor autoridad que ha tenido el municipio de Peto, y vaya que esa competencia está muy reñida.

Dejó un palacio municipal a oscuras por su millonario adeudo a la Comisión Federal de Electricidad. Los vecinos reclaman al nuevo cabildo que interponga denuncias y aplique auditorías hasta las últimas consecuencias, para que nunca regresen ese tipo de personas a los cargos públicos. No le importó el bien común en un municipio donde impera la droga, el alcohol y la violencia.

El agua entubada se mantiene con poca presión. Los demás servicios municipales poco a poco se normalizan.

Después de varias semanas de pachanga en colonias y comisarías por haber ganado la presidencia municipal ahora es momento de mostrar agallas, de regularizar los servicios públicos y sentar un precedente en la la lucha contra la corrupción pública, piden las familias mayas de esta villa petuleña.

Los petuleños han demostrado hartazgo a sus malos gobiernos. En el año 2000 dieron la espalda a dinosaurios del sistema caciquil, que solo han saqueado y vivido del erario, sumiendo a la comunidad a la pobreza.

Fue en esos años cuando le depositaron su confianza al PAN, pero con el paso de los años las nuevas generaciones de ambos partidos se aliaron y sus gobiernos fueron de mal en peor.

En esta segunda rebelión comunitaria, los de Peto depositaron su confianza ¡en el Verde! En sus filas hay caras visibles de quienes han robado al municipio en las administraciones pasadas, pero la expectativa es alta, en la población aún hay esperanzas de cambio, que responda a sus exigencias de honradez y servicio de alta calidad a la comunidad. El tiempo lo dirá.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR