26.7 C
Mérida
martes, octubre 19, 2021
Inicio Festival La cera que guía el arte de “Chok” Escalante

La cera que guía el arte de “Chok” Escalante

Cecilia Abreu

Con cera fundida da vida a obras que se pueden comparan a la técnica de la acuarela, en la que se mezclan las transparecias y movimiento sobre una superficie donde además se destacan los relieves y las texturas.

Durante dos meses los meridanos podrán disfrutar la exposición “Amores Fundidos” de Carlos Manuel Escalante Cisneros, artista de la cera fundida, conocido como Chok Escalante en MID Guía, Centro Cultural ubicado la calle 57 #519A, Parque Santa Lucía de 10:00 a 16:00 horas o en otros horarios con previa cita escribiendo al 9999056415.

Foto: Mario Arnal

Chok Escalante” cuenta con evidente alegría reflejada en su sonrisa que cuando era pequeño garabateaba y escribía poemas y, un día, cuando su papá comenzó a trabajar en Estados Unidos, para molestarlo comenzó a decirle “Chuck”, pero no solamente no consiguió molestarlo, sino que además, lo adoptó como propio, pero escribiéndolo como suena.

Con ese sobrenombre, comenzó a firmar sus dibujos y poemas, pero al llegar a sus 18 años, en el Servicio Militar, le pidieron firmar unos papeles y él aún no tenía firma, y mientras terminaba de hacerla, el soldado le decía con voz firme “a partir de este momento esta es tu firma oficial para cualquier documento”.

“Y desde entonces todo está firmado así”…

Su carrera como artista comenzó en 1997, hace casi 25 años, estudió Leyes y una maestría en Dirección de Empresas, carreras que desempeñó durante muchos años, en conjunto con la docencia y fue a sus 40 años descubrió su pasión por la cera fundida, como autodidacta.

Foto: Mario Arnal

Comenta que fue gracias a un cuadernillo de unas 10 páginas que promovía la comercialización de cera para artistas, con trazos básicos, que comenzó su trayectoria con esta técnica de pintura; sin embargo, la cera era francesa y, en ese entonces, no era accesible para conseguir en México.

“Cuando no tienes las posibilidades ni muchos recursos, frente a eso la creatividad”, se dijo a sí mismo; entonces comenzó a analizar qué objetos contenían cera, encontrando crayones, velas, veladoras, parafina, cera de Campeche y abeja como instrumento.

Parte de su aprendizaje, platica, fue atreverse a intentarlo; pero identifica cinco momentos importantes para artistas: el primero, “pinto para mí, porque me gusta hacerlo”; el segundo, contar con la posibilidad de exponer el trabajo realizado y que la gente vaya a verlo; el tercero, que las personas opinen sobre la obra; el cuarto, además de mirarla y apreciarla, que la compren y, el quinto, trascender (a lo cual considera que muy pocos logran llegar).

Expresa que, para él, este tipo de pintura con cera fundida resultó muy divertida; “tiene cosas padrísimas”, la compara con la acuarela en cuestión de transparencias y movimiento al aplicarla sobre la superficie, pero destaca que también tiene la cualidad de crear relieves y texturas.

Foto: Mario Arnal

“Tengo algo de problemas al trabajar con la cera derretida, en caliente, y cuando se enfría quedó […] Es complicado pintar vertical a menos que escurra la cera, pinto sobre una superficie plana y cuando es grande el cuadro termino de rodillas en el piso pintando, es muy divertido”, dice entre risas.

Explica que, en ocasiones, cuando ya tiene una idea, la cantidad de cera líquida que aplica resulta insuficiente “y entonces tienes que, a partir de ahí, decidir qué rumbo toma tu pintura”; además de que la cera no corre del mismo modo en todas las superficies.

Y cuando vuelves a aplicar cera caliente, puede mezclarse con lo que ya se había aplicado previamente porque se vuelve a derretir, “en la cera fundida te pasa como con la acuarela, le das tres pasadas y queda café”.

El tiempo para crear, es cuestión de segundos desde que aplica la cera caliente hasta que ésta se seca y queda en el lugar aplicado, pero eso no significa que sus obras se terminen rápidamente, pues, así como puede pintar en un par de horas, hay otros que hizo en 4 meses y también tiene un cuadro que le ha tomado cinco años para su creación y aún no lo termina, “y tengo cuadros que he terminado por romper”.

Foto: Cecilia Abreu

“Tengo que ser respetuoso de la cera y reconocer que tiene vida propia y a veces hace lo que le da su regalada gana”, nos comenta mientras ríe porque a veces aún sin terminar el trazo, la cera caliente sobre un trazo previo, le modifica la obra.

Su primera exposición fue en “El Teatrito” con 42 obras, después de lo cual sus exposiciones han estado en museos y centros culturales, entre otros lugares. Ahora que lleva 6 meses jubilado de su profesión, dedica mayor tiempo a su pasión por la cera transformada en arte.

Al artista, no le gusta nombrar sus creaciones, pues considera que la obra está completa cuando el espectador la mira y le otorga su interpretación personal y, desde su perspectiva, ponerles un nombre, es influir en la visión de cada persona.

Sus obras ahora han llegado a diferentes estados de la República e, incluso, a Seattle y Colorado, “de los que sé, hay otra obra que la compran y no sé a dónde ha ido a parar”.

Por último el artista plástico nos invito a conocer un poco más de su mundo en la exposición que estará de visita denominada “amores fundidos” y que se encontrará abierta para todo público previa cita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR