28 C
Mérida
jueves, septiembre 23, 2021
Inicio Opinión Lo que necesitamos son árboles, no estadios

Lo que necesitamos son árboles, no estadios

Para algunas personas podrá resultar una fantástica noticia el enterarse sobre el Estadio Sostenible de Yucatán. En mi caso, resuenan en la cabeza muchas dudas sobre este proyecto.

Una de las muchas es ¿por qué le llaman sostenible? Y es que en verdad aún no logro comprender que a una construcción de su tipo le llamen de ese modo cuando sostenible es sembrar árboles y hacer parte a la sociedad que rodea a la zona, no solo para preguntarles su opinión, sino para que resulte de beneficio.

#LaKafkaDivina de Tony Peraza

Durante algún tiempo, en medio de toda esta contingencia por COVID-19, llegué a creer que la humanidad había comprendido que el problema somos nosotros, que no estamos dándole a la naturaleza su debido y merecido lugar.

Poco inteligente es creer que, por estar en una supuesta cima de la cadena alimenticia, la organización sea tal que más bien parezca tener la intención de acabar con todas las especies (incluyendo flora y fauna) y, como consecuencia, con la nuestra.

Me parece inadmisible continuar concibiendo el mundo como un espacio para cubrir con concreto, cuando son los árboles los que nos proveen de oxígeno y nos liberan de nuestro propio dióxido de carbono.

Pero, más inadmisible aún, es presentar un proyecto con bombo y platillo que únicamente se trata de la edificación de plastas de concreto como si representaran lo mejor para la sociedad, porque traerá cuatro mil empleos… temporales. Es decir, personas que sólo trabajarán durante la construcción. Aquí surge otro cuestionamiento: ¿les van a pagar como es justo por su labor? Porque es bien sabido que ese tipo de mano de obra tiene un valor que no se refleja en el dinero que reciben quienes la ejecutan.

Entonces, ni sostenible para la economía, ni sostenible para el balance natural que requiere la Tierra. ¿Sostenible para la cartera de inversionistas? Eso podría ser, tendrá que verse si su construcción culmina, a pesar de las inconformidades sociales.

La naturaleza está hecha de una forma que jamás para de sorprenderme, la perfección no existe, pero si algo se acerca, son los ciclos naturales. Nos quejamos cuando llueve mucho y el agua en las calles nos estorba, pero también cuando por alguna razón no sale agua de la llave en nuestros hogares.

Como si no fuera la lluvia quien se encarga de dotarnos del agua, aún no comprendemos que no se trata de pelear con la naturaleza, sino de entregarle su lugar y dejarla ser, por ejemplo, utilizando métodos de captación de lluvia. Vivo un mundo utópico dentro de mí, pero uno que espero algún día sea posible.

El intenso calor de Mérida es otra de nuestras quejas contra la naturaleza, si tan solo dejáramos de tirar árboles para construir estadios, locales comerciales y casas que no tienen ya ni a quién recibir. La temperatura cerca de un árbol y la temperatura en medio de una calle rodeada de puro concreto (casas, hoteles, centros comerciales, etc.), es completamente distinta, no hay que ser científica para percibirlo.

Pero aquí seguimos, en pleno 2021, un año y medio de pandemia después, con las mismas decisiones erradas que claramente no nos están llevando más que a un calentamiento global inminente.

¿Por qué no cambiamos ya los paradigmas? ¿Por qué no dejamos de destruir y, entonces sí, comenzamos a construir? Un espacio que puede albergar a 23 mil personas para partidos de béisbol, 27 mil para partidos de fútbol y hasta 32 mil para conciertos, ¡a cuántas personas podría alimentar si se convierte en un huerto comunitario!

La inseguridad alimentaria en Yucatán es innegable, y las acciones para cambiar el panorama, pocas, por no decir nulas; sin embargo, la planeación continúa siendo en pro de unas pocas personas, olvidando a las mayorías (mal llamadas minorías).

Llega la construcción de un estadio para 23 mil personas como mínimo, en medio de una contingencia que ha dejado a miles de personas sin empleo, sin seguridad alimentaria para las familias y sin poder realizar eventos con aforos tan grandes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR