23 C
Mérida
jueves, septiembre 23, 2021
Inicio Las del Día Aumento de muertes fetales entre indígenas

Aumento de muertes fetales entre indígenas

Juan José Tun Cosío

Aunque el número de muertes fetales en Yucatán disminuyó en los últimos tres años, hay una ligera tendencia al alza de mujeres de habla indígena que perdieron a sus bebés en gestación, así como un preocupante aumento en el número de decesos por malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas.

De acuerdo con las estadísticas de Mortalidad fetal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, de 2018 a 2020 se registró un decremento de 7.9 por ciento en las muertes fetales ocurridas en Yucatán, al pasar de 441 a 406 en ese periodo.

En 2018, las que perdieron a sus bebés en gestación y que hablaban alguna lengua indígena fueron 89, lo que representó 20.2 por ciento de un total de 441 mujeres; en 2020 ese porcentaje fue de 22.4 por ciento, pues fueron 91 de 406 mujeres.

Con esta alza de 89 a 91 casos, de 2018 a 2020 en Yucatán creció 2.2 por ciento el número de mujeres que perdieron a sus bebés en gestación y que hablaban alguna lengua indígena.

Un dato relevante es que el año pasado en 96.7 por ciento de los casos de las mujeres de habla indígena (88) la muerte fetal ocurrió en una localidad urbana, mientras que en 2018 esa cifra fue de 91 por ciento (81).

En contraste, en 2018 las que perdieron a sus bebés en gestación y que no hablaban alguna lengua indígena fueron 282, lo que representó 63.9 por ciento de un total de 441 mujeres; ahora en 2020 ese porcentaje fue de 65.8 por ciento, pues fueron 267 de 406 mujeres.

Con esta disminución de 282 a 267 casos, de 2018 a 2020 en Yucatán decreció en 5.3 por ciento el número de mujeres que perdieron a sus bebés en gestación y que no hablaban alguna lengua indígena.

En 2020, el 12.8 por ciento de las embarazadas que perdieron a sus bebés no recibió consulta alguna, 62.8 por ciento recibió de una a cinco consultas; 20.2 por ciento, de seis a 10 consultas; 1.5 por ciento, 11 o más consultas, y 2.7 por ciento sí recibió consulta, pero no especificó el número de ellas o no especificó si recibió alguna.

De 2018 a 2019, en 37.1 por ciento de los casos la muerte fetal se produjo de la semana 12 a la 22 (475); 35.1 por ciento, de la semana 23 a la 33 (450) y 27.8 por ciento de la semana 34 a la 44 (356).

En el periodo bajo análisis también resalta que mientras las causas de muerte fetal relacionadas con ciertas afecciones originadas en el periodo perinatal disminuyeron 9.9 por ciento, al pasar de 433 a 390 casos, las malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas se duplicaron al pasar de ocho a 16 casos en tres años.

El 65.1 por ciento de las mujeres que perdieron hijos antes de su alumbramiento tenían de 20 a 34 años de edad.

Artículo anteriorMujeres y política
Artículo siguienteLa Kafka Divina: CCXLIV

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR