23 C
Mérida
jueves, septiembre 23, 2021
Inicio Opinión La salud mental no es individual, es comunitaria

La salud mental no es individual, es comunitaria

Tengo la impresión de que al hablar de salud mental, nos referimos a algo que sólo le compete a la persona que pasa por una situación de malestar, insistiendo en que será su responsabilidad el tratarlo o su irresponsabilidad el dejarlo pasar.

Tenemos tan introyectada la percepción individualista de la realidad, que creemos que las situaciones mentales aflictivas sólo tienen su origen en la mente de la persona, y por consecuencia, si se corrige la manera de ver el mundo, el sufrimiento desaparecerá. Sí… y no. Sí, en el sentido de que la forma en cómo interpretamos la realidad, dará como resultado una gama de emociones que podrán producir malestar o bienestar; y no, porque tendríamos que preguntarnos de dónde surgen estas ideas que provocan, de origen, este sufrimiento.

Quizás suene un poco confuso, lo admito; lo es en un principio, pero poco a poco lo mirarás con claridad.

Lo plantearé desde un sencillo ejercicio: me gustaría que pienses en cuál es tu definición de éxito, felicidad y amor. ¿Lista? ¿Listo? Ahora cuestiónate de dónde surgieron esas ideas que te hacen percibir al éxito, la felicidad y el amor como ahora lo defines. ¿Son ideas originales tuyas? ¿O acaso hay influencia del entorno? ¿Quizás de tu familia, de tus amigas y amigos, de las canciones que has cantado, de las series o películas que has visto? ¿O será de las clases, libros, podcasts, videos que te lo han enseñado? Bueno, al final, podrás descubrir que son ideas que se alimentaron del entorno, ¿no es cierto?

Ahora, vincula esa forma de ver el éxito con tus estados emocionales. Si alcanzas algo que tú consideras que te brinda el éxito, ¿cómo te sientes? Y si por el contrario, sucede algo adverso a esa meta que cualificas como tal, ¿qué emociones surgen?

¿Me sigues?

El estado de salud mental de una persona está en interacción con el entorno, en específico con esas ideas que nos inculcaron sobre nuestro valor: ¿por qué y cómo valemos? ¿Cómo logramos ser alguien reconocido/a? ¿Cómo lograré el éxito en el entorno donde me desenvuelvo? ¿Cómo se vive el amor? ¿Cómo me vinculo y soy aceptado en mi entorno? ¿Qué significado y preponderancia tiene el dinero en mi vida? ¿Cómo me defino?

La salud mental no es individual, es comunitaria. Interactuamos con parámetros que constantemente nos evalúan, cosifican, juzgan, clasifican como personas valiosas, útiles, dignas de ser amadas, reconocidas y premiadas.

Por supuesto que si oriento mi vida al despertar y tomo conciencia de cómo todo esto me influye, podré trabajar con ello y, poco a poco, deconstruir estas ideas, para construir nuevas que neutralicen, minimicen o, incluso, erradiquen la aflicción y el sufrimiento.

Pero, claro, mientras estas ideas sigan ahí, continuarán afectando significativamente a las personas, y será responsabilidad de quienes cuestionaron estos parámetros co-creados por la sociedad, el realizar acciones que continúen con esa desarticulación que nos conduce, hoy en día, a una sociedad con diversas situaciones mentales, llenas de sufrimiento: depresión, ansiedad, estrés, angustia, hambre, guerra, violencia, acoso, misoginia, machismo, discriminación, abuso, violaciones, consumo de sustancias, consumismo, destrucción ecológica, contaminación, pobreza, individualismo, corrupción, etcétera.

Mientras sigamos dormidas y dormidos, mucho de esto continuará sucediendo, y lo curioso, es que nos seguiremos preguntando: ¿qué está pasando?

Ma’alob.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR