31.4 C
Mérida
sábado, noviembre 27, 2021
Inicio Opinión ¿Es el trabajo en casa como lo pintan?

¿Es el trabajo en casa como lo pintan?

Rodeada de libretas revueltas, hojas con apuntes, plumas de diferentes colores entre el comedor y un escritorio improvisado en mi habitación, espacios convertidos en escuela y oficina sin límites ni horarios han ocasionado que el descansar en casa parezca imposible.

El home office es más que una traducción literal de “trabajar desde casa”, se trata del cambio brusco en el espacio doméstico, la vida privada y la productividad laboral. Al trabajar en el hogar cometemos el error de eliminar el tiempo libre, causando estrés y riesgos para la salud mental.

El Síndrome del quemado es un estado agotamiento físico, mental y emocional causado por el cansancio mental y mucho estrés que surge en el entorno laboral. 

Un estudio de la Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos (SHRM, en inglés) confirma que tres de cada diez personas son productivas en el teletrabajo. La explicación es que no todos tienen las habilidades y la personalidad para trabajar desde casa.

De acuerdo con el último “Termómetro Laboral” de OCCMundial, el exceso de agotamiento desata problemas de salud mental, como ansiedad y estrés laboral, es así que el 46% de los colaboradores en las empresas dice estresarse por la falta de control en sus horarios de trabajo, porcentaje que coincide con el 45% de los equipos de trabajo que actualmente están cansados. 

Derivado de este agotamiento, una preocupación común durante las vídeo-llamadas es demostrar que estamos presentes y atentos. Para lograrlo, seis de cada diez encuestados tiene la libertad para prender su cámara durante una reunión virtual, dos de cada diez dijo que su empresa le pide su cámara prendida, 17% habla sin usar el vídeo, y un 3% se resiste a ambas, aunque en su trabajo se lo solicitan.

Con respecto a la atención de los colaboradores, el 43% sostuvo que se enfoca en el objetivo de la reunión, pues si no lo hacen es una falta de respeto. Otro 35% responde otros correos mientras atiende las reuniones virtuales, 20% da seguimiento a otros pendientes a través de los chats múltiples y un 2% llama a sus clientes o realiza alguna actividad distinta al objetivo de la reunión.

Además de agotadoras, las videollamadas se convierten en pesada penitencia en las empresas que la usan con exceso. Seis de cada diez encuestados indicó que dos o tres juntas por internet a la semana es lo ideal para no afectar la productividad diaria. Y son más efectivas si se realizan por la mañana, con una duración máxima de 60 minutos

Aunque el trabajo en casa se trata de un esquema que brinda comodidades, el exceso de carga laboral que representan las videollamadas, juntas telefónicas, la interacción social y la incertidumbre se combinan para bombardear la salud mental de los trabajadores.

Expertos en salud mental aconsejan que para mantener la paz y tranquilidad familiar y hogareña es necesario que te desconectes cada cierto tiempo. Sólo descansar en casa soluciona el agotamiento mental y físico.

A su vez, debes mantener límites y rutinas. La desconexión digital es importante. Tener al alcance la computadora, el internet y estar encerrado en casa no es motivo para estar conectado al trabajo el 100% de tu tiempo. Por ello, el consejo es trabajar únicamente en el horario establecido, no responder mensajes fuera del horario laboral, desconectarse de la computadora para comer y tomar una pausa para descansar.

Es necesario recordar en todo momento consentirte. Una vez más, no todo es trabajo. Es necesario que dediques tiempo para ti, ¡una o dos horas al día para ti pueden hacer la diferencia!

leolka.63@gmail.com

*Comunicóloga y maestra en mercadotecnia y medios digitales

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

MÁS POPULAR